,

Alberto De Agostini, el explorador Salesiano de la Patagonia

La actividad, efectuada el jueves 10 de diciembre, fue organizada por el Departamento de Humanidades y Educación Media, y contó con la participación del andinista Mauricio Purto; el Padre Simón Kuzmanich sdb; el Director del Instituto Chileno de Campos de Hielo Sur, Horacio Toro; el Coordinador Académico de Pedagogía en Historia y Geografía, Ricardo Rubio; el director del Instituto Italiano de Cultura en Chile, Paolo Fazzino; el Secretario Ejecutivo de la Fundación Cardenal Raúl Silva Henríquez, Nello Gargiulo y Giovanni de Agostini, del Centro de Documentaciones Cinematográficas de Turín y sobrino del Padre Alberto.

Difundiendo su legado

El Director de Relaciones Institucionales, Eduardo Rojas, en su saludo de bienvenida destacó que a través de “Andes Patagónicos”, considerado uno de los 100 libros ejemplares del Bicentenario de Chile, hubo una aproximación a su valioso trabajo. “Esa obra nos cautivó. Realmente nos pareció maravillosa y nos dimos cuenta que acá en la universidad prácticamente no conocíamos su obra y nos propusimos remediar esta falta, y junto con celebrar el Bicentenario de nuestra patria en el 2010, vamos a celebrar los 100 años de la llegada del Padre De Agostini”, aseguró.

Relató que de esta forma surgió el vínculo con el Instituto Chileno de Campos de Hielo Sur; luego apareció en El Mercurio un artículo de Mauricio Purto, destacando su rol como pionero del montañismo; a través de la Fundación Cardenal Raúl Silva Henríquez se contactó a Giovanni De Agostini para realizar dos películas y se contaba con el testimonio del Padre Simón Kuzmanich, quien fue testigo directo de su ardua labor científica y pastoral. Se espera que esta mesa redonda sea el inicio para dar a conocer la vida y obra del padre De Agostini, como un hito de la presencia salesiana en Chile, y el acto central se producirá en mayo de 2010 con la presentación en la UCSH del libro “Andes Patagónicos”.

Por su parte, el rector de esta Casa de Estudios, Sergio Torres Pinto, agradeció la presencia de panelistas tan destacados, quienes aportan las visiones actuales desde la geografía, la geopolítica y otras áreas, para “hacer justicia histórica” de la contribución del Padre De Agostini. Además, recordó que él fue un misionero salesiano “y justamente nuestro proyecto educativo está inspirado en esa tradición educativa salesiana que nos gustaría honrar ahora en esta universidad”.

Alberto María De Agostini (1863 – 1960)

Fue ordenado sacerdote el 18 de septiembre de 1909, una notable coincidencia, ya que en esa fecha Chile iniciaba las celebraciones de su primer centenario. Llegó a Punta Arenas al año siguiente, una zona donde ya tenía presencia la Congregación Salesiana desde 1890, con una red de establecimientos educacionales, parroquias y misiones indígenas. Aquí inició una labor pastoral y educativa que se enfrentó a la ignorancia y reticencia ante el cristianismo, y las difíciles condiciones geográficas. El misionero pronto se transformó en explorador de las tierras magallánicas, las que amó y consideró como su segunda patria, llegando a conocerlas profundamente.

Si bien ya se habían realizado costosas expediciones científicas en la Patagonia, fue gracias al Padre De Agostini que se resolvieron gran parte de los misterios de la región: fue el primero en navegar por archipiélagos y fiordos (uno de ellos lleva su nombre) donde nunca antes había pasado un navío y en escalar sus principales montañas; sobrevoló el territorio en busca de rutas aéreas para conectarlo con el resto de Chile y, como hábil fotógrafo, fue el documentalista que captó la vida de los pueblos indígenas con imágenes que hasta hoy son emitidas por televisión.

Su labor científica la desarrolló entre 1910 y 1959, un año antes de su muerte. Su impresionante aporte a la historia y geografía de Chile quedó impreso en más de 20 libros, varios traducidos en distintos idiomas, siendo sus obras cumbres “Andes Patagónicos”, “Tierra del Fuego” y “Tierras Magallánicas”.