Centro de Extensión y Servicios UCSH: jóvenes y adultos que nivelan sus estudios en contexto de pandemia

Centro de Extensión y Servicios UCSH: jóvenes y adultos que nivelan estudios en contexto de pandemia

El Centro de Extensión y Servicios (CES) de la Universidad Católica Silva Henríquez, desde el año 2003, ha implementado una modalidad flexible de nivelación de estudios para personas jóvenes y adultas con escolaridad básica o media incompleta.

Durante este año, el programa ha beneficiado a un total de 386 personas, donde 75 de éstas se encuentran cursando la educación básica y 311 la educación media. En esta línea, a comienzos de 2020, se llevó a cabo la realización de  clases presenciales realizadas los fines de semana.

Producto de la pandemia y el confinamiento,  algunas coordinaciones no llegaron a materializarse, por lo que, al poco tiempo después, el equipo docente y de gestión inició su proceso en modalidad remota, el cual incluyó el envío de contenido a través de correos electrónicos, seguimiento por WhatsApp, clases vía  Zoom y cápsulas audiovisuales, entre otras medidas.

De acuerdo a lo sostenido por el equipo del CES, “el mayor desafío ha radicado en la obtención de respuestas, reacciones e interacción con los alumnos. Pues, para que el proceso educativo sea fecundo y provechoso, se requiere no solo del envío de materiales y de la realización de clases expositivas. Se necesita de la interacción frecuente y  retroalimentación oportuna”.

En este sentido, los docentes han comenzado a aplicar evaluaciones formativas, es decir, instrumentos de evaluación que no tienen impacto en la calificación, pero que sirven para que los estudiantes aprecien lo que han aprendido y lo que está pendiente por aprender.

Según la Jefa de Nivelación de Estudios del CES, Judith Reyes, comenta que “ este tiempo de pandemia, ha presentado dificultades y desafíos en muchos sentidos. Por ejemplo, es muy cansador y exigente para los docentes el trabajar en múltiples plataformas, considerando que la gran mayoría de ellos, además, trabajan en colegios, educando a niños, niñas y adolescentes. Este escenario representa una exigencia de adaptación constante».

La profesional de la UCSH además advierte que muchos estudiantes no solo tienen dificultades de conectividad a internet, sino también en lo que se refiere a la destreza para usar los diversos recursos tecnológicos. “Hemos notado que el uso de las tecnologías, en especial de los smartphones, estaba restringido a fines de comunicación inmediata y a la búsqueda de entretenimiento. En términos generales, no había una experiencia previa del uso de los celulares para fines de aprendizaje. El comenzar a verlos como herramientas de aprendizaje implica un cambio de hábitos que estaban bastante arraigados, lo que es un proceso dificultoso”.

“Hay que extremar nuestra capacidad de adaptación, abandonar nuestra zona de confort, intensificar cambios de comportamiento y nuevos aprendizajes. Para nuestros estudiantes, además, ha significado tener dificultades económicas y de empleo, adaptándose a la convivencia en espacios que no siempre son cómodos y, en medio de todo esto, manteniendo una actitud favorable al aprendizaje”.

Al día de hoy existe una estrecha vinculación con la Escuela de Psicología, con la entrega de diversas acciones de apoyo psicológico dirigido a los alumnos del programa. En torno a esto,  el CES que se encuentra finalizando su proceso de trabajo para este año, está realizando clases de reforzamiento a la espera de la aplicación de las examinaciones por parte del MINEDUC.