,

Egresó la primera generación del Propedéutico UCSH

Este proyecto- nacido en la Universidad de Santiago de Chile y cuyo espíritu es ofrecer posibilidades concretas de ingreso a la universidad a jóvenes de los sectores más vulnerables del país- se inició en la UCSH el pasado mes de agosto.

Durante 16 semanas, los estudiantes asistieron cada sábado a clases de lenguaje, matemáticas y gestión personal. Con la aprobación de este programa de contenidos, más otros requisitos asociados, los quince estudiantes que egresaron con éxito ingresarán directamente a alguna de las 20 carreras que imparte esta Casa de Estudios.

En la actividad, desarrollada el sábado 12 de diciembre, el Director de Pastoral, P. Mauricio Montoya sdb, dio una especial bendición a los estudiantes e inspirado en la “Parábola del Grano de Mostaza”, les señaló que “muchos empeños en la vida son pequeñitos, parecen humildes, pero cuando son constantes y se hacen con amor y perseverancia llegan a dar fruto, entonces, el primer mensaje es que aun cuando nos podamos sentir como una semilla de mostaza sepan muy bien que la constancia, la perseverancia y el esfuerzo llega a hacer que esa semilla de mostaza se convierta en un árbol y hasta las aves del cielo vienen a hacer nidos en él”.

Asimismo, los animó a que “tengan siempre el espíritu dispuesto, el corazón pujante para que en los días y años que vienen nunca dejen de ponerle empeño en aquellas cosas y sueños que consideran importantes”.

Posteriormente, entregó unas palabras la alumna Stephany Correa, quien obtuvo el mejor rendimiento en el Programa. La joven sostuvo que el Propedéutico es una muestra de que “existen personas que creen en nuestras capacidades, que confían en nuestro esfuerzo y perseverancia, y que optan por ayudar a quienes se enfrentan por primera vez a un mundo distinto”. Recordó además que “cuando ingresamos teníamos cierto temor, ya que era un mundo diferente, en el cual nos enfrentamos a una realidad anticipadamente, pues ninguna persona se hubiera imaginado estar en cuarto año de enseñanza media y asistir a clases los días sábados en la universidad, un suceso que esperábamos realizar este otro año. Pero afortunadamente nos sirvió para darnos cuenta de nuestras fortalezas y debilidades”.

Por su parte, el Vicerrector Académico de la UCSH, Rodrigo Fuentealba, felicitó a los estudiantes por su entrega y esfuerzo, destacando que su presencia “nos permite hacer carne la misión que tiene esta universidad. El nombre que lleva, del Cardenal Silva Henríquez, salesiano, hace referencia a una especial preocupación por los jóvenes y particularmente por aquellos que por una u otra razón no tienen las oportunidades necesarias para acceder a la educación superior”.