Equipo de jóvenes UCSH se reúnen a replantearse proyectos de mejora sociales bajo la mirada del Cardenal Raúl Silva Henríquez

A partir de una propuesta que nace al interior del directorio de la Fundación Cardenal Raúl Silva Henríquez, donde la Universidad Católica Silva Henríquez ésta representada por su Rector, Dr. Galvarino Jofré, se realizó un encuentro con un grupo de trabajadores y trabajadoras UCSH, todos comprendidos en una edad menor a 35 años.

Bajo esta línea, el Rector abre este primer encuentro con un breve historial a los jóvenes sobre la figura del Cardenal Raúl Silva Henríquez, a partir de sus obras para luego plantear la idea que como Universidad podamos aprender a leer en primer lugar los signos de la realidad que cambia a nuestro alrededor bajo la mirada y al estilo del Cardenal Silva, para así, juntos encontrar un método del que se pueda abordar proyectos y programas específicos que aporten a la visión innovadora plasmada en nuestra misión universitaria.

Del intercambio de experiencias de los presentes, cada uno de diversas áreas de la Universidad, resultó un espacio que motivó a introducirse en profundizar sobre el estilo que tenía el Cardenal para percibir las necesidades del pueblo y darles respuestas.

Asimismo surgieron planteamientos interesantes de temáticas contingentes a todo nivel que actualmente reclaman soluciones, tales como el cuidado del medio ambiente, educación pensada en la era digital, inmigrantes y el acercar servicios de salud dignos para los vecinos de Lo Cañas entre otros.

Para el Secretario Ejecutivo de la Fundación Cardenal Raúl Silva Henriquez, Nello Gargiulo, “se ha presentado una panorámica desde su creación de la Fundación para apoyar el área social de la Universidad, así como también, mantener viva la memoria del Cardenal Silva con distintas iniciativas, manteniendo el enfoque y grado de preocupación que el Cardenal Silva tenía en su época y en su mirada desde las enseñanzas sociales de la Iglesia, hasta el nuevo desafío de proponer una lectura del principio de la Solidaridad para pensar proyectos en diferentes campos que son pertinentes y factibles. Con esta iniciativa se pretende  ir construyendo un método efectivo para acercarse a los problemas que requieren intervenciones”.

Para cerrar la reunión, el Rector compartió con los asistentes un chocolate como símbolo de la amabilidad salesiana que destacaba no sólo al Cardenal, sino también a Don Bosco, dos figuras visionarias y sensibles con las necesidades de su comunidad.