,

Escuela de Kinesiología obtiene preacuerdo de convenio con Universidad Nacional de Colombia

El Director de la Escuela de Kinesiología, Alejandro Iturra, visitó la Universidad Nacional de Colombia para concretar un preacuerdo de convenio de colaboración con la Facultad de Medicina colombiana, documento que está en proceso de revisión y que beneficiará a estudiantes de ambas casas de estudios, para facilitar el intercambio estudiantil y proyectos binacionales.

Gracias a los vínculos creados durante 2017, y en el marco de la finalización de su tesis doctoral, mediante un proyecto de financiamiento obtenido, el director de la Escuela de Kinesiología realizó una pasantía en la Universidad Nacional de Colombia Bogotá, durante una semana entre el 18 y el 28 de febrero pasado en la ciudad de Bogotá.

Según relató el director Iturra, “tuvimos una agenda intensa que incluyó reuniones con la decanatura de la Facultad de Medicina, con Relaciones Internacionales y Postgrado. Hubo reuniones con investigadores y visita a sus laboratorios, también visita al hospital de la Sabana uno del establecimiento social de salud más grande en Bogotá, y al Hospital Clínico Universitario que es gigantesco, en el cual la universidad es dueña del recinto hospitalario el cual presta servicios a la comunidad”.

“Lo que pude valorar de este viaje, en primer lugar, es la experiencia respecto de mi doctorado, que habla del tema de la persistencia y deserción universitaria, y junto a esto, la labor de gestión para nuestra Escuela, que se traduce en un potencial convenio entre la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional de Colombia y la Facultad de Ciencias de la Salud UCSH, específicamente un preacuerdo de convenio de cooperación, el cual debe ser revisado por las autoridades universitarias”, detalló el director de la escuela.

“El convenio está enfocado en tres aspectos, el primer objetivo está orientado a la vinculación investigativa, por ejemplo: ellos tienen dos maestrías, una en Discapacidad e Inclusión Social y Terapia Deportiva para Fisioterapeutas, a través de su maestría de fisioterapia pueden participar en proyectos binacionales, como los concursos semillas en el cual los estudiantes de ambos países podrían postular para estudiar acá, y así elaborar estudios denominados multicéntricos.

El segundo objetivo apunta al intercambio estudiantil en centros clínicos, como la U. Nacional es dueña del Hospital Clínico, es posible hacer una pasantía, durante un par de meses gracias a este convenio y de esta forma validar aún más ambos programas.

En el último caso está la movilidad académica, que es un tema más complejo, ya que se necesita un cotutor que investigue, que estudie la misma disciplina, y que trabaje en conjunto en la misma materia.

Sin duda, es una oportunidad única vincularse con una universidad maravillosa como la U. Nacional de Colombia, la cual tiene 70 años de historia en fisioterapia”, finalizó el Director Iturra.