,

Estudiante UCSH escogido asesor del Instituto del Niño, Niña y Adolescente de OEA

El estudiante de la Universidad Católica Silva Henríquez, Johan Arévalo, se desarrollará como asesor del Grupo Regional Asesor en Participación Infantil y Adolescente.

Johan Arévalo Riveros, estudiante de sociología y miembro de la Mesa Inclusiva de Estudiantes UCSH, que asesora al Programa de Inclusión para Personas en Situación de Discapacidad de nuestra Universidad, fue seleccionado como parte del grupo asesor del Instituto Interamericano del Niño, la Niña y Adolescente de la Organización de Estados Americanos (IINN OEA), representando a Chile y siendo la primera persona con discapacidad en ocupar este puesto.

El Instituto Interamericano del Niño, la Niña y Adolescentes (IIN) es un organismo especializado de la OEA en materia de niñez y adolescencia que asiste a los Estados en el desarrollo de políticas públicas, contribuyendo a su diseño e implementación en la perspectiva de la promoción, protección y respeto a los derechos de niños, niñas y adolescentes en la región.

En este sentido, Arévalo fue seleccionado para ser miembro del Grupo Regional Asesor en Participación Infantil y Adolescente (GRAPIA) que asesora a la Dirección del IINNA OEA y sus diferentes programas sobre cómo transversalizar la participación infantil y adolescente, emitiendo opinión y elaborando propuestas sobre diferentes asuntos referidos al principio y derecho a la participación de niños, niñas y adolescentes. En este grupo, el estudiante de sociología participará junto a otros seis compañeros de México, Uruguay, Paraguay, Perú, Colombia y El Salvador.

Johan Arévalo, cuenta cómo fue la experiencia de ser escogido como representante de Chile para asesorar a la OEA:

¿Qué esperas de esta experiencia de trabajar para la Organización de Estados Americanos?

Tratar de representar lo mejor posible. Soy el primer chileno y con discapacidad, cuándo me iba a imaginar esto. Un cabro de San Bernardo, no tan promedio pero tampoco mateo, aquí en la Universidad Silva Henríquez, nunca me imaginaba que me iba a pasar esto. Pero surgió, salió y estoy orgullosísimo. Solo queda tratar de representar bien a los niños, niñas, adolescentes y personas con discapacidad, y tratar de romper estas barreras que no solo se viven en Chile, sino en Latinoamérica y en todos lados.

¿En qué crees que puedes aportar?

Siempre soy de tener expectativas bien grandes y ojalá poder cumplirlas, no digo que soy experto en el área, pero le pongo esfuerzo y más si algo me gusta. Creo que quiero aportar, más que nada, aparte de la experiencia de ser chileno, ser latinoamericano y de ser persona con discapacidad. La idea es ampliar este concepto de discapacidad y tratar de cambiarlo no solamente a nivel nacional, no sé si se me permitirá tener esa oportunidad, pero al menos con el grupo cercano (GRAPIA). No sé si tendrán conocimiento de la discapacidad, del paradigma del modelo social de discapacidad, pero al menos si los conozco a ellos tratar de informarlos y que cambien las perspectivas de las personas con discapacidad, aparte de todo lo que puedo aportar en temas de representación de los niños, niñas y adolescentes de Chile.

A mí parecer, los jóvenes y niños/as, tienen poca participación. La tienen, no digo que no, pero poca en todo ámbito, siempre se les categoriza como en una perspectiva asistencialista, incluso a los jóvenes. Mi hermana es educadora entonces tengo muy cercano el tema de los niños/as, sé lo que pueden dar y es mucho, y eso siento que se pierde al verlos de manera peyorativa y no así con los adolescentes que somos como más entusiastas y enérgicos. Bueno y en otras perspectivas, como la de género, si no me equivoco varios de mis compañeros en GRAPIA trabajan en género en diferentes países y también espero aprender de ellos.

Como estudiante de sociología, ¿el tema de los niños, niñas y adolescentes era algo que ya te interesaba?

Tengo tres áreas que siempre he querido investigar, la primera es la discapacidad que es lo que siento que hay poco; adulto mayor, que me llama mucho la atención y también niños, niñas y adolescentes. El tema de investigar niños y niñas es que lo complicado es acceder al objeto de estudio, pero siempre me ha llamado la atención por la cercanía que tengo con mi hermana, y el potencial que creo que tienen los niños en la actualidad.

¿Qué fue lo que más les llamó la atención de tu trabajo para seleccionarte? Por ejemplo, de tu participación en la Mesa de Estudiantes Inclusivos.

Lo que más les llamaba la atención era cómo nos habíamos organizado, cuál era la experiencia que había obtenido de ahí, el trabajo en equipo —les dije—, el tema de los viajes a lo largo de Chile y más el mensaje que damos nosotros en las diferentes universidades y nuestras iniciativas. Yo les decía que no es tan fácil llegar a los lugares que hemos llegado, transmitir el mensaje, que se entienda y que después las mismas universidades del sur, del norte, empiecen a hacer sus mesas con sus propias formas de organización, y que después de eso hiciéramos algo nacional y que vinieran de todas partes de Chile, eso es lo que más les impresionó. También la cercanía y el conocimiento que yo tenía respecto de los derechos de las personas con discapacidad.

Igual vas a seguir trabajando con la mesa.

Sí, por su puesto, son mis amigos. Además, viene gente nueva que entró a la Universidad. Y ojalá que de lo que dure mi participación en GRAPIA, si salgo yo, que idealmente venga otro más de la misma mesa o quizás de otros lugares y que tengan discapacidad. Además de seguir aprendiendo, porque yo saco de ahí poder llevar este mensaje de la mesa y de los chiquillos que tienen discapacidad a todos lados. Esta oportunidad y yo la quiero aprovechar a concho.

¿Qué planea seguir trabajando la mesa este año?

Este año estamos trabajando algo bien entretenido, sobre cápsulas de video gracias a un FONAPI que nos adjudicamos, y estamos haciendo grabaciones de 30 minutos con temáticas de discapacidad: discapacidad modelo social, discapacidad y cultura, discapacidad y política, discapacidad y sexualidad, que es tabú acá en Chile igual. Todos los videos están bien buenos y también invitamos a gente a participar, a famosos, humoristas, youtubers y políticos, para hablar temas de discapacidad. Y estamos planeado que sea lo más accesible posible con lengua de señas, descripciones, para que todos los vean y tratar de difundirlos en diferentes redes sociales. Son diez cápsulas.