,

“Investigación y Postgrado: herramientas para el aseguramiento de la calidad universitaria”

El 29 de mayo recién pasado se promulgó en el Diario Oficial, la nueva Ley de educación que, entre otras cosas, crea una Subsecretaría de Educación Superior, consagra la gratuidad y establece la acreditación como requisito para todas las casas de estudios. Este punto es el más exigente de la regulación, dado que las instituciones que no posean el sello de acreditación deberán cerrar sus puertas.

La nueva ley implica para nuestra universidad como primer desafío a nivel investigativo, que la dimensión “Generación de conocimiento, creación y/o innovación” se desarrolle de manera eficaz y eficiente a nivel institucional, pues de ella depende alcanzar el máximo nivel en el nuevo modelo de aseguramiento de la calidad, ya que la acreditación institucional pasa a ser de tipo integral, permeando a todas las áreas institucionales en su conjunto. Lo que se estructura a través de cinco dimensiones, donde la Generación de conocimiento, creación y/o innovación, si bien es la única dimensión opcional, es condicionante para optar a un resultado de excelencia, vale decir, de 7 años.

“Como universidad debemos por una parte, trabajar en investigaciones de distintas áreas del saber, demostrando capacidad de transferencia y difusión del conocimiento y por otra parte, con especial relevancia, lograr que el trabajo de investigación se exprese a través de una política con procedimientos de acción, que se apliquen y evalúen de manera sistemática como garantía de un proceso estructurado, transversal y con monitoreo, en concordancia con el principio de mejoramiento continuo”, explicó Marcela Beltrán, Directora de Investigación y Postgrado (DIPOS) UCSH.

Asimismo, la Dra. Beltrán, aseguró que DIPOS, actualmente se encuentra elaborando un proceso completo de autoevaluación, lo que implica una etapa de diagnóstico a nivel de investigación, postgrado y ediciones, con el fin de generar una planificación propia con metas alcanzables en el corto y mediano plazo. Proceso que se viene desarrollando desde fines del 2017. “En este contexto, ha sido fundamental el trabajo colaborativo con otras Direcciones para ir sentando métodos transversales, con lineamientos e instrumentos de aplicación comunes, lo que contribuirá a resguardar la calidad para cada uno de los procesos y programas”, concluyó Marcela.

Postgrados en la UCSH: Nuestro mayor desafío

Actualmente la UCSH cuenta con 4 magíster en desarrollo y un doctorado recientemente inaugurado. De ahí que uno de los grandes desafíos para el presente año, se centró en mejorar los mecanismos por los cuales los programas de postgrados se diseñan, difunden, implementan y evalúan. Fue así como a partir de una primera evaluación diagnóstica realizada a la Unidad de postgrado en 2017, se detectó debilidades en algunos procedimientos que se debían reforzar para optimizar los procesos relacionados con la puesta en marcha de los programas, mejorar la calidad de los programas de postgrado impartidos por la Universidad, como así también, para enfrentar de la mejor forma posible la acreditación institucional, de la cual los programas de postgrado no quedan exentos.

Según Lissette Díaz, encargada del Área de Postgrados UCSH, “durante los primeros meses de este año comenzamos a trabajar en un plan de mejora a nivel de Dirección, donde la primera etapa consistió en someter a evaluación diagnóstica la Política de Postgrado, documento mediante el cual se pone en práctica la política, se operacionaliza y se entregan lineamientos que explicitan roles y tareas a ejecutar entre los distintos actores comprometidos con el desarrollo de los postgrados. En este sentido, hemos contado con el apoyo de las Direcciones que son parte de VRA, de Diplades y de las coordinaciones de los programas en desarrollo”.

Por otra parte, durante este semestre el área de postgrados está trabajando en un completo plan de actualización de procesos y procedimientos que impactan trasversalmente a otras unidades de nuestra institución, junto con un manual de Aseguramiento de Calidad, así como también avanza en la generación y aplicación de evaluaciones diagnóstica de los programas de magíster, utilizando como referente a lo estipulado en la Comisión Nacional de Acreditación (CNA).

Todo el proceso desarrollado tiene un alcance bastante transversal a la institución, lo que, en la práctica, es un factor clave para el buen éxito del proceso de acreditación, pues nos permite demostrar capacidad de autorregulación y mejoramiento continuo.

Mediciones con resultados que encaminan al éxito

Así como la unidad de postgrado se sometió a un diagnóstico, investigación no estará exenta. El objetivo fundamental de esta acción es fortalecer su implementación a través de un procedimiento que recogerá sus lineamientos e incorporará algunos elementos pendientes, lo que definirá las bases para la planificación de acciones destinadas a fortalecer los mecanismos institucionales para responder a las exigencias internas y externas que existen como institución.

“Uno de los retos centrales de esta unidad, es proyectarnos como una Universidad con investigación, para lo cual nos fijamos aumentar considerablemente el número de publicaciones en revistas indexadas en corriente principal (Wos – Scopus), así como también, la participación activa en concursos externos e idealmente su publicación. Para lograr esto, estamos alineando bases y formularios a los pedidos en convocatorias externas, de manera que estos concursos no sean totalmente desconocidos para académicos que deseen investigar. Vale también destacar que a través de esta unidad los académicos pueden recibir apoyo económico, para lo cual incluso se aumentó el monto de los estímulos destinados a publicación en conjunto con la unidad de ediciones”, indicó la encargada de investigación, Karina González, Encargada de Investigación.

Dado que las publicaciones adscritas a la Universidad debe ser una información pública y de libre acceso, investigación hizo un llamado a todos los académicos e investigadores de la UCSH a comunicar sus publicaciones con el objetivo de tener un registro actualizado de ellas. El resultado, es una descripción detallada del artículo además de un link mediante el cual se puede acceder él en el sitio web institucional.

A futuro se está planeando el desarrollo de una plataforma que sistematice la información lo que permitirá respaldar la documentación, indicadores e instrumentos, entre otros, representando así una herramienta de gestión vital para dar garantía y evidenciar el trabajo realizado, y que además estará a disposición de quien desee acceder a ella, esto en el marco de la ley de transparencia y que servirá como guía para nuestros estudiantes que podrán encontrar publicaciones que los ayuden a encaminar sus procesos de tesis, tanto de pregrado como postgrado, agregó Karina González.

Ediciones UCSH otro camino a la investigación

Ediciones se integra con el área de investigación en variados aspectos, uno de ellos es el incentivo a la publicación, fondo que es un aliciente importante para los académicos, junto con ello hemos incorporado a este proceso la sistematización de la información, la que se comparte y visualiza a través de la sección de “artículos y publicaciones” en nuestra web institucional. Por otro lado, con las investigaciones adjudicadas en los proyectos SEMILLA, hace dos años se realiza una publicación con los resultados de estas, “esto es un estímulo para los académicos, que pasan por todo el proceso editorial y luego pueden ver la publicación terminada, en un objeto tangible, éstos los invita e insta a seguir escribiendo y publicando que es lo relevante para ellos e institucionalmente”, manifestó Fabiola Hurtado, Jefa de Ediciones.

A partir de este año, el concurso editorial tiene doble evaluación externa (Doble ciego), lo que entrega una herramienta importante para mejorar y validar sus publicaciones. “La unidad de ediciones, al igual que investigación, también entrará durante el segundo semestre a un proceso de evaluación diagnóstica, con el propósito de fijar lineamientos y avanzar en la aprobación de la política editorial que estamos desarrollando”, señala la encargada de Ediciones.

La unidad en cuestión,  pone especial foco en la mejora continua de los procesos relacionados con publicaciones, es por ello que también genera instancias de apoyo o perfeccionamientos en escritura científica, apoyo en traducciones de abstract para artículos que postulan a revistas externas. Como plan piloto este año apoya a doctorandos de la Universidad de Sevilla, en la elaboración de artículos para ser publicados en revista SCOPUS. Lo que evidentemente va de la mano con el plan de trabajo de la Dirección de Investigación y Postgrado.

Sin duda, la nueva ley nos interpela como universidad a desarrollar más investigaciones que sean útiles a la comunidad interna, pero aún más, que generen opinión pública, que sean un aporte a la comunidad externa para lograr finalmente acreditarnos por más años y en una nueva área a la cual ya estamos preparados para enfrentar.