UCSH 2020: los desafíos que nos impuso la pandemia

UCSH 2020: los desafíos que nos impuso la pandemia

El año 2020 fue un año complejo, incierto y que significó el esfuerzo de todos para seguir funcionando de la mejor manera posible en el contexto de pandemia. Es así como desde el inicio del año académico, en el mes de marzo, la Universidad Católica Silva Henríquez, reforzó el compromiso con su misión y redobló esfuerzos para entregar una enseñanza de calidad y para cumplir con importantes tareas en el marco del proceso acreditación, a pesar de las difíciles condiciones sanitarias.

Desde el primer momento las clases comenzaron a realizarse por medio de Aula Virtual, donde las clases quedaban grabadas, de manera que los estudiantes pudiesen acceder a ellas en distintos momentos o cuando su conectividad se lo permitiera. Esto último comenzó a convertirse en una de las principales dificultades para el estudiantado, por lo que, la primera medida adoptada por la Universidad, fue la entrega de 700 becas de conectividad y más de 130 equipos computacionales y tablets con Office Microsoft, más antivirus.

En paralelo al equipamiento técnico, se implementó también un “Programa acompañamiento, apoyo y seguimiento” para aquellos miembros de la Universidad diagnosticados con Covid-19 positivo.

El Rector de nuestra Casa de Estudios, Dr. Galvarino Jofré, comenta que “tuvimos la capacidad de responder y de poder ofrecer la continuidad de los procesos formativos, además de todos los compromisos que tenía la UCSH durante el 2020, donde también proyectamos un 2021 no menos complejo”.

La máxima autoridad, también destacó el papel de los estudiantes: “En este complejo contexto, no pocos de ellos, se vieron muy demandados, sobre todo en el área de salud, respectivamente, en sus lugares de práctica. Es importante resaltar el esfuerzo, además del trabajo desplegado por la Dirección de Recursos Externos Regulados, de la Facultad y desde los mismos estudiantes para poder llevar adelante su proceso formativo en este contexto”.

“Deseo animar a toda la comunidad educativa, porque el Coronavirus sigue presente entre nosotros, sin embargo, también seguimos teniendo compromisos con nuestros estudiantes y con nuestra labor formativa.”

Recursos para el aprendizaje

La contingencia supuso para la Universidad un desafío inmenso en materia de los recursos para el aprendizaje. En ese sentido, el Vicerrector Académico de la UCSH, Álvaro Acuña, enfatizó que “la Dirección de Bibliotecas y Recursos de Información (DIBRI) supo responder a la alta exigencia que implica el adoptar la modalidad de educación a distancia, optimizando los recursos tecnológicos ya disponibles e implementados por la Dirección, con un campus virtual actualizado, operativo con las últimas herramientas para realización de clases a distancia, una Biblioteca Digital de libros electrónicos con más de cien mil títulos bibliográficos que permite el préstamo y el acceso simultaneo a nuestros estudiantes. Y especialmente, con un cuerpo de profesionales bibliotecarios y docentes, que, en un tiempo record, fue capaz de realizar capacitaciones masivas y específicas en el uso y aprovechamiento de estos recursos, los que utilizados en conjunto, permitieron dar continuidad al proceso de formación 2020”.

“Al cerrar el año, es posible advertir cambios significativos en los académicos y estudiantes, que han progresado en esta apropiación de las herramientas del Campus Virtual UCSH, lo que los sitúa en una posición de ventaja, ante los desafíos de un eventual nuevo semestre lectivo en modalidad de trabajo a distancia”.

 Servicios sociales y vinculación

Durante el 2020 se desarrollaron diferentes iniciativas sociales, como es el caso se asesorías jurídicas online, así como también espacios de vinculación con los egresados, quienes por medio de la Plataforma Alumni, estandarizaron sus procesos de comunicación, robusteciendo su red de contacto profesionales, proponiendo una forma nueva e innovadora de relacionamiento con la comunidad de titulados.

Apoyo y acompañamiento

A través de la Dirección de Asuntos Estudiantiles (DAE), los estudiantes lograron complementar sus estudios con diferentes actividades físicas y culturales a distancia, destacando además el Dispositivo de Acompañamiento Psicosocial (DAPSI), destinado al asesoramiento de los estudiantes que actualmente enfrentan la crisis sanitaria por el Covid-19, a través de un servicio gratuito de atención telefónica, que busca proveer de apoyo psicológico, contención emocional, orientación y derivación a redes de apoyo internas y externas.

Al respecto, el Director de la Dirección de Asuntos Estudiantiles de la Universidad Católica Silva Henríquez, José Alegría, comenta que “el 2020 nos ha obligado a sacar lo mejor de lo nuestro, tensionando las acciones propias de unidades como la DAE. Tuvimos que pasar de una Dirección que se desenvuelve en el patio de nuestra Universidad a una volcada completamente en lo virtual. Una de nuestras principales tareas es la de acompañar a los estudiantes en su vida universitaria, ofreciéndoles un espacio de acogida, donde son escuchados y contenidos”.”

“ El dispositivo de Acompañamiento Psicosocial (DAPSI), nace como una colaboración entre la Escuela de Psicología y la Dirección de Asuntos Estudiantiles. Durante el 2020, logramos atender a 292 estudiantes, de los cuales 247 fueron escuchados y acompañados durante el primer semestre, cuando estábamos en lo más complejo de la pandemia. Creemos que este servicio hizo una diferencia, por lo que pretendemos mantenerlo durante el 2021, y hacerlo algo permanente para la comunidad estudiantil.”

Otra de las iniciativas surgidas a poco de iniciarse la Pandemia COVID-19 en Chile, es el Programa Compañía UCSH, que sigue vigente hasta el día de hoy y que brinda orientación en salud y acompañamiento psicológico a los estudiantes, administrativos, personal de gestión y académicos de la UCSH, que estuvieran diagnosticados o fueran casos probables de COVID-19.

La Directora del CEAC, María Cecilia Besser y la Decana de la Facultad de Salud, Sandra Mora, señalan que “el Programa, lanzado el 3 de mayo del año pasado, ha permanecido activo estos ocho meses, realizando actividades de monitoreo y seguimiento diario con un equipo de profesionales voluntarios. En este periodo se ha dado apoyo a 75 participantes, quienes tuvieron un promedio de permanencia en el programa de 18 días, recibiendo un promedio de siete seguimientos de apoyo del personal de salud. El 47% fue derivado a apoyo psicológico recibiendo adicionalmente seguimiento por parte de un equipo coordinado por el CEAC”.

Acompañamiento pastoral

El 2020, la Pastoral UCSH también se vio enfrentada al desafío de vivir su quehacer desde la experiencia y los vínculos virtuales. De este modo, creó un sitio web específico para el acompañamiento pastoral en tiempos de pandemia.

Dentro de las diversas actividades propuestas, destacaron los webinars, pensados en generar un aporte a los temas de interés dada la realidad cotidiana, cuyo trabajo contó con el apoyo de diferentes organismos, destacando entre éstos, al Instituto de Pastoral Juvenil de la Universidad; la Congregación de los Salesianos de Don Bosco; Las Hijas de María Auxiliadora, el Instituto Pastoral Apóstol Santiago (INPAS), la Universidad Salesiana de Bolivia, entre otros.

La Directora de Pastoral, Giselle García-Hjarles, comenta que “el espacio permitió la publicación de contenidos para la reflexión personal, oraciones y recursos pastorales, así como invitaciones a participar de la eucaristía, experiencias formativas, retiros, campañas solidarias y diálogos comunitarios. Realizamos en línea todas las celebraciones propias de la fe cristiana católica, como Semana Santa, Mes de María, Mes de María Auxiliadora, eucaristía por fiestas patrias, el aniversario de nuestra universidad, adviento y Navidad”.

“A nivel de acciones solidarias concretas que forman parte del acompañamiento pastoral virtual, destaca la campaña solidaria al interior de la comunidad universitaria en la que gracias al aporte de los trabajadores y académicos pudimos apoyar a 50 estudiantes con canastas básicas de alimentación y llegar a 92 niños del Centro Abierto Laura Vicuña de Lo Prado con un regalo en Navidad”.