UCSH participa en Congregación para la Educación Católica

Congregación para la Educación Católica

Desde el 17 hasta el 20 de febrero, la Congregación para la Educación Católica, celebró su asamblea plenaria, en la que fueron convocadas siete universidades de diferentes países, destacando entre éstas, la participación de la Universidad Católica Silva Henríquez (UCSH).

Bajo esta línea, la Congregación que trabaja con universidades, facultades, institutos, escuelas superiores de estudios eclesiásticos o civiles, además de instituciones y asociaciones con finalidades científicas, actualmente, está promoviendo la creación de un Observatorio Internacional de la Educación Católica.

Durante la ocasión, estuvieron presentes la Universidad Católica de Australia; Boston College; Libera Università Maria SS; Universidad de Notre Dame; Universidad Católica Silva Henríquez, Universidad de La Salle y la Universidad Católica del Sagrado Corazón, de Milán.

En este contexto, la Universidad Católica Silva Henríquez (UCSH), representada por su Rector, Galvarino Jofré, tuvo por meta presentar la temática “Cómo integra el estudio académico y una práctica solida con las necesidades del mundo del trabajo y de la formación profesional”.

El espacio que se llevó a cabo en la Pontificia Academia de las Ciencias, en la ciudad del Vaticano, contó con la participación de los miembros del Dicasterio, así como también con expertos en el área educativa, quienes tuvieron la oportunidad de presentarse y participar de debates abiertos.

Durante las diferentes jornadas, se abordó la Constitución Apostólica “Veritatis Gaudium”, realizada por el Cardenal Marc Ouellet, sumando a ello, la realización de un seminario sobre el Observatorio Mundial de Educación Católica, encabezado por el Arzobispo Secretario de la Congregación para la Educación Católica, Angelo Vincenzo Zani, con un representante de las siete universidades que participan en el consorcio.

De acuerdo al medio Aciprensa, el Papa Francisco explicó la importancia de esta instancia, además de las razones por las que se convocaría un evento mundial sobre educación para octubre de este año en el Vaticano.

Este evento, resaltó el Papa, “es un llamado a todos aquellos que tienen responsabilidades políticas, administrativas, religiosas y educativas para reconstruir el ‘pueblo de la educación’”.

“El objetivo de estar juntos no es desarrollar programas, sino encontrar el paso común para reavivar el compromiso por y con las jóvenes generaciones, renovando la pasión por una educación más abierta e incluyente, capaz de la escucha paciente, del diálogo constructivo y de la mutua comprensión”.