,

UCSH participa en quinta versión del Diplomado en Pedagogía Salesiana

Con un total de 96 educadores y agentes pastorales de diversas obras salesianas de todo el país, se efectuó el lanzamiento del V Diplomado en Pedagogía Salesiana, realizado el día de ayer en el Centro de Espiritualidad en el Campus Lo Cañas de La Universidad Católica Silva Henríquez (UCSH).

La iniciativa que está liderada por la Congregación Salesiana, el Instituto de las Hijas de María Auxiliadora y el Instituto de Pastoral Juvenil UCSH, pretende por medio de una vivencia carismática, promover la formación de agentes pastorales comprometidos con la vida, misión y estilo educativo de Don Bosco y Madre Mazzarello.

En este contexto, el diplomado que se llevará a cabo desde el 8 hasta el 21 de enero en el Campus Lo Cañas UCSH, integra tres niveles diferenciados, inspirados en el sistema preventivo de Don Bosco, teniendo como consigna para este año “La Santidad también es para ti”.

Durante el acto inaugural, cabe destacar la participación del Presidente y Gran Canciller de nuestra Universidad, Padre Carlo Lira Sbd, en compañía de la Hermana Provincial de las Hijas de María Auxiliadora de Chile, Sor Ximena Oyarzo.

En la ocasión, también estuvieron presentes, el Coordinador del diplomado y del Instituto Pastoral Juvenil UCSH, Padre Erick Oñate, quien saludó especialmente al cuerpo docente, señalando que “lo que se crea en estas dos semanas es un clima que nos permite educarnos y volver a educar en los frentes de misión que trabajan cada uno de los educadores que nos acompañan” sostuvo.

Por su parte, el Padre Carlo Lira, Presidente y Gran Canciller de la UCSH, enfatizó que “la intención del diplomado no solo es entregar una herramienta técnica pedagógica para habilitar docentes en salesianidad, sino también para que puedan transmitir intelectualmente el carisma que se vive, irradiándolo en el día a día, ayudando a otros”.

De acuerdo a esto, la alumna del diplomado, Bárbara Galaz, proveniente del Liceo Salesiano de San José, ubicado en Punta Arenas, y quien ya cursa el tercer nivel de este curso, comenta que “es una experiencia que hay que vivir, creces como persona y siempre teniendo en nuestro camino  las figuras de la Madre Mazzarello y Don Bosco para ser mejores en nuestro trabajo con los jóvenes”.

Asimismo, el ex alumno de la Escuela agrícola Salesiana de Linares, Rodrigo Rojas, quien también ya está finalizando su tercer nivel del diplomado, señala que “esta experiencia ha significado un momento de estrecha desmitificación con respecto a lo que uno conoce de Don Bosco en la escuela, ya que es mucho más que eso, siendo su mensaje más importante que él quería que nos acercáramos a Cristo, porque el corazón de todo esto es el buen pastor, es dar desinteresadamente y  entregarse por amor”.