,

Un centenar de estudiantes del Programa PACE se integran a la UCSH

Iniciado el pasado martes 15 enero, esta semana finalizó el Proceso de Admisión 2019 de la Universidad Católica Silva Henríquez. En total, quienes ingresaron por el Sistema Único de Admisión, fueron 1.706 estudiantes, de los cuales 130 corresponden al Programa de Acompañamiento y Acceso Efectivo a la Educación Superior (PACE) provenientes no sólo desde la Región Metropolitana, sino también de otros sectores del país que llegaron a matricularse en la UCSH.

En muchos casos, se trata de un momento especial. El cierre de un ciclo que implicó un trabajo sostenido en la Enseñanza Media, participando de talleres vocacionales y orientaciones académicas que sirvieron en distintos niveles para pavimentar su paso a la carrera profesional, así como también, es el inicio de otro proceso apoyado que ofrece dispositivos académicos, psicoeducativos y de inclusión que orientan al estudiantado en la primera etapa de su vida universitaria por el Acompañamiento en Educación Superior (AES).

“Me siento muy entusiasmado, ansioso y feliz por haber quedado en esta carrera. Espero que este año sea muy bueno y voy a darle con todo”, manifestó Leandro Carrillo, recién matriculado en la carrera de Kinesiología UCSH.

Este proceso de postulación y matrícula contó con un centro de apoyo articulado y coordinado por el equipo de Preparación en la Enseñanza Media (PEM) y de Acompañamiento en la Educación Superior (AES), quienes contactaron, orientaron y recibieron al estudiantado habilitado PACE. Desde este punto en adelante, será el equipo AES el que volcará sus esfuerzos en nutrir con todas las herramientas posibles a este grupo de jóvenes, nuevos miembros del proyecto educativo de la UCSH.

Por su parte, Rebeca González, Coordinadora de AES, dejó abierta la invitación para el 6 de marzo, donde se realizará una actividad en la que se presentarán la diversas formas de acompañamiento que se ofrecerán durante el 2019 y cómo el programa responde al contexto universitario.

La propuesta de AES abarca tres grandes líneas: acompañamiento académico, donde un grupo de profesionales revisan y fortalecen contenidos, así como también técnicas de estudio con el estudiantado; acompañamiento psicoeducativo, a cargo de un tutor o tutora de la propia carrera quien apoya a un/a estudiante para su integración a la vida universitaria; y orientación psicoeducativa para promover habilidades socioemocionales para una formación integral. De forma transversal a estas tres áreas, se trabaja con un Acompañamiento Inclusivo que realiza apoyos adicionales relacionados con situaciones de discapacidad, migración, maternidad/paternidad, etc.

“Las dificultades siempre se presentan, pero van justamente en la línea del acompañamiento, entendiendo que todas las personas tienen las capacidades y que nuestro trabajo es fortalecer las habilidades necesarias para sortear tanto el primer año de estudios como la titulación efectiva, que es nuestro objetivo final”, recalcó Rebeca González.

El nuevo estudiantado proveniente del Programa PACE representa casi el 9% de la matrícula total de estudiantes nuevos la Institución Salesiana, cifra que refleja el trabajo realizado por el Programa PACE UCSH y otras Instituciones de Educación Superior del país. Desde nuestra Universidad, el Programa trabaja con 27 establecimientos educacionales de distintas comunas de la Región Metropolitana (cerca de 3.500 estudiantes de tercero y cuarto medio), y a su vez, recibe la presencia de la tercera generación de estudiantes que hoy ingresan para formar parte de esta comunidad educativa.