¿Cuál es la propuesta educativo-pastoral salesiana de la pastoral universitaria?

Pedro Lastra

Para hablar de una propuesta, es necesario preguntarnos por la identidad de nuestra pastoral, proponemos lo que somos y somos una Pastoral Universitaria que está formada por jóvenes y adultos, los cuales estamos plenamente comprometidos, conscientes y dispuestos a identificarnos con el carisma Salesiano, heredado de nuestro Padre, Maestro y Amigo de la Juventud, San Juan Bosco; nuestra propuesta educativo pastoral nace desde ahí, de la experiencia de Don Bosco, en el santo de los jóvenes está la fuente inagotable del encuentro con el otro, en donde el otro es el centro.

Tal como nace el oratorio, nuestro proyecto educativo-pastoral nace del encuentro con otro, con la amabilidad, de la misma forma en que Don Bosco se encontró con Bartolomé Garelli, vamos al encuentro de un niño, en esa ocasión Dios se lo hizo saber a un cura. Hoy se nos encarga a una Pastoral Universitaria. En ese entonces se lo hizo saber a través de un joven emigrante que se buscaba la vida como podía. Ahora, a través de jóvenes que buscan una educación de calidad. Aquel día, Dios estaba pidiendo a don Bosco que cuidara de los muchachos y estos le enseñaron la manera. Hoy a una comunidad que camina formándose y cooperando entre sí.

Dicha identidad, se enmarca dentro de un contexto universitario, en dónde la responsabilidad de la Universidad es la búsqueda de la verdad, tanto así que esa búsqueda debe ser su fuente y su cumbre, Su santidad Juan Pablo II lo expresa con estas palabras: “Es un honor y una responsabilidad de la Universidad Católica consagrarse sin reservas a la causa de la verdad”, nosotros como Pastoral Universitaria cooperamos en esa búsqueda.

La Dirección Pastoral Universitaria (DPU) es la encargada de ofrecer a toda la Comunidad Universitaria; funcionarios, académicos, personal de servicio, administrativo y gestión, y sobre todo a nuestros estudiantes las instancias de coordinación y acompañamiento en el estudio académico, el trabajo cotidiano y las actividades no académicas. Todo lo anterior motivado con los principios religiosos y morales -integrando de esta manera la vida con la fe– la DPU tiene como fin la formación integral de todos los miembros de la comunidad universitaria a la luz del evangelio y los Derechos Humanos.

Si bien, el fin es un objetivo de grandes proporciones, una formación integral, a la luz de lo que el rector nos comunicó en la XV Jornada de Evaluación Institucional, nuestro quehacer pastoral apunta a un fin, eso es indiscutible, pero lo central es el proceso, que implica un amplio diálogo, en el cual podamos libremente discutir, sin restricciones, emprender un discernimiento y acompañamiento de toda la Comunidad Universitaria, ser una comunidad que peregrina y concretiza la misión de la Iglesia en la Universidad, con el carisma salesiano.

A nivel organizativo, la Pastoral Universitaria tiene 4 dimensiones basados en la propuesta Pastoral de la animación de las Instituciones Salesianas de Educación Superior (IUS) implicando a cada miembro de la Comunidad Académica de acuerdo a las propias funciones y competencias. La primera es la Dimensión de Educación a la Fe, esta área destaca la educación a la fe es llevada a cabo en los diversos contextos religiosos. La segunda es la Dimensión Educativo-Cultural, la educación comprende el crecimiento de todas las dimensiones de la persona, desde la personal a la relacional, profesional, social y Religiosa. La tercera es la Dimensión Relacional y Asociativa, esta dimensión en el ámbito de la educación superior comprende la capacidad de establecer relaciones positivas con los otros. La Cuarta es la Dimensión Vocacional, de Compromiso Social y Misionero, el objetivo es acompañar a cada joven en la búsqueda concreta de su propia vocación.

La Comunidad Universitaria UCSH en su totalidad, está preocupada por promover el carácter católico de la institución, además es consciente que la dimensión pastoral es tarea de todos; además, sensible a las realidades contextuales de nuestra universidad a través de las comunidades que forman la pastoral. Como pastoral apoyando la Formación Integral de las personas, permitiendo entregar a nuestros estudiantes una experiencia universitaria enriquecida y acorde a nuestro sello valórico identitario.

Somos una pastoral de puertas abiertas, entre y pase. Y esto ¿qué significa? Que todos son bienvenidos, tenemos la inspiración del Cardenal Silva Henríquez quién se preguntó: ¿Puede darse una cátedra de ateísmo o marxismo en una Universidad Católica? Yo digo que sí: puede darse, porque los cristianos estamos convencidos de que ninguna de estas ciencias o doctrinas deja de tener una parte de verdad, y porque a veces nos plantean una crítica que nos resulta utilísimo conocer. Nadie está al margen, nadie por pensar diferente se excluya de la pastoral, siempre recordando que somos una “Casa que acoge, Parroquia que evangeliza, Escuela que educa para la vida y Patio para compartir con los amigos y pasarla bien”.

Pedro Lastra

Director de la Pastoral Universitaria