Enfermería escolar: ¿Una necesidad?

Rodrigo Núñez Villavicencio, Docente Adjunto, Escuela de Enfermería , Universidad Católica Silva Henríquez

Hemos sido testigos durante las semanas previas, de un hecho que no ha dejado indiferente ni a los medios ni a los colegios de profesionales, respecto a la supuesta mala técnica de administración de una vacuna en un colegio metropolitano.

Sin abordar la temática, que sigue siendo investigada, se nos hace necesario cuestionar el rol que los y las profesionales de enfermería deberían tener dentro de las instituciones de educación escolar.

Para este propósito, debemos remontarnos hasta los principios de la salud escolar cuando en 1872 se decreta la enseñanza de higiene en los colegios fiscales para luego, más adelante, comenzar con la primera implementación de la vacunación obligatoria, lo que en 1887 daría lugar a la creación del inspector médico escolar, donde se dictarían las directrices del Servicio Médico Escolar, otorgando las primeras atenciones a los grupos más vulnerables.

Con el pasar del tiempo, se irían creando leyes, códigos y decretos, todos ellos enfocados en el fomento y la protección de la salud de las y los niños hasta la actualidad.

Entonces, si desde hace dos siglos se da énfasis en la protección de la salud de las y los niños ¿Por qué actualmente no existe una preocupación por parte de las autoridades frente a este grupo vulnerable?

Vemos a diario que la salud escolar comenzó a ser un territorio abandonado por las autoridades, un espacio en el cual se entrega a los profesores la misión de cuidar y orientar a niñas y niños en temas de salud, quienes con pocas herramientas, han logrado fortalecer en esta etapa, información respecto a temas de salud en esta población.

¿Pero qué pasaría si solicitáramos a un profesional idóneo que acompañe a las y los estudiantes durante toda su educación?

Claramente deberíamos pensar en un o una enfermera escolar, profesional que, en la actualidad, está presente principalmente en colegios particulares, donde han demostrado que el efectivo rol que cumplen en la educación en salud, tanto a estudiantes, docentes y padres, debería ser un reflejo en toda la red escolar del país.

¿Deberíamos considerar la obligatoriedad de un o una enfermera escolar? ¿Cuáles serían los aportes que otorgue a las y los niños?

Si bien no existe respuesta, al menos no es la intención de la columna, sobre la falta de éste o ésta profesional en los espacios escolares, es más bien necesario explicitar los aportes que se podrían generar con la incorporación de ellas y ellos al mundo escolar.

En primer lugar, desde un punto de vista asistencial, el o la enfermería sería el profesional encargado de brindar los primeros auxilios a niños y niñas en etapa escolar, siendo el primer eslabón en la cadena de supervivencia frente a enfermedades mortales de origen repentino, podría, a través de los controles de salud, ir pesquisando y priorizando las prestaciones que se requieran en cada comunidad, de acuerdo a las necesidades propias de cada grupo escolar.

Junto a lo anterior, el o la profesional tendría a su haber la posibilidad de ocupar la educación como la principal herramienta transformadora en las etapas tempranas, donde comenzaría a trabajar el concepto y de autocuidado, para hacer frente a las enfermedades transmisibles y no transmisibles que generan un alto costo al estado.

Al encargarse de la educación en salud, tendríamos a niñas y niños más conscientes de las problemáticas de salud, donde el autocuidado sería un arma poderosa para combatir principalmente enfermedades prevenibles en esta población a futuro.

Finalmente, la línea educativa y los controles que ponga en marcha el o la enfermera escolar, podría entregar información estadística de vital importancia a la hora de tomar decisiones a las mismas autoridades, por lo que serían un reflejo instantáneo del estado de salud de ésta población para poder entregar una oportuna intervención en beneficio de la salud de la población.

Rodrigo Núñez Villavicencio
Docente Adjunto, Escuela de Enfermería
Universidad Católica Silva Henríquez