Juan Pablo Acevedo, docente del área de Preparación en la Enseñanza Media del Programa PACE UCSH

Juan Pablo Acevedo

Docente del área de Preparación en la Enseñanza Media del Programa PACE UCSH

Estado subsidiario, Derechos Humanos y políticas sociales en Chile

Uno de los debates que surgen con la emergencia de las movilizaciones sociales iniciadas en octubre de 2019, en el contexto del “estallido social”, se refiere al cambio de constitución política, especialmente sobre el tipo de Estado que nos conforma. Actualmente, esta temática asume más vigencia que nunca debido a la crisis social y económica ocasionada por la pandemia del Covid 19, la cual ha puesto en evidencia las limitaciones del Estado subsidiario, incapaz de garantizar la protección de la dignidad humana, en materia de educación, salud, vivienda, acceso a la alimentación, a los recursos hídricos, entre otros.

Desde la implementación de la Constitución Política de 1980, el Estado chileno se define como subsidiario, es decir, como un órgano que promueve la libre competencia y la no intervención del Estado en la economía. Actuando solamente, y de manera focalizada, en aquellos sectores de la población que son incapaces de subsistir dentro del mercado, especialmente personas que se encuentra bajo el umbral de la línea de pobreza. Entonces, desde la perspectiva neoliberal, es hacia esos sectores a los que el Estado debe focalizar el gasto social, privilegiando en el sector privado la tarea de producir y distribuir los bienes y servicios.

Es importante relevar que el papel del Estado debe ir más allá. En las actuales condiciones que vive gran parte de los habitantes, debe asegurar no sólo el acceso a saneamiento y asistencia sanitaria, facilitando albergues y residencias, sino que también garantizar el acceso a la alimentación saludable para todas aquellas familias que no cuentan con ingresos suficientes debido al desempleo. Asimismo, en materia de protección al derecho a la educación, el Estado debe proveer educación de calidad por parte de niñas, niños, niñes y adolescentes, propiciando la entrega de recursos públicos para minimizar las problemáticas crecientes del sistema municipal de educación.

En ese marco, el área de Extensión y Formación para la Ciudadanía del Programa PACE UCSH, en colaboración con el Centro de Investigación en Educación e Interculturalidad para la Justicia Social de nuestra casa de estudios, preparamos una actividad denominada “Jornada de Reflexión de Derechos Humanos en Pandemia: dignidad y restitución de derechos” destinada a informar, desde un enfoque de derecho, los alcances de las políticas de asistencia social implementadas por el actual gobierno para enfrentar los efectos del coronavirus, haciendo énfasis en las políticas a nivel central y local, así como en el papel de las organizaciones sociales.

Como área abogamos por la restitución de los derechos sociales, políticos y económicos consagrados en la Declaración Universal de Derechos Humanos, cuestionando el enfoque subsidiario y asistencialista que permea las políticas públicas, mediante las cuales dichos derechos se transforman en bienes de consumo y el Estado se desentiende de sus responsabilidades históricas. En concreto, creemos que, avanzando hacia un rol más protagónico del Estado en materia social, es posible garantizar derechos básicos, así como restituir aquel ideal moderno y republicano encarnado en el Contrato Social, en donde la ciudadanía establece un convenio con el Estado, aportando con impuestos y con su trabajo, respetando leyes y eligiendo representantes con el acuerdo explícito de recibir protección.