¿Primeros auxilios universales?

Rodrigo Núñez Vicencio, docente adjunto, Escuela de Enfermería UCSH

Para todos, es sabido que ante una situación de emergencia, se vocifera si hay algún médico, enfermera o si alguien sabe de primeros auxilios o número de la ambulancia.

Ante esta realidad, en la que todos y todas hemos pasado en más de una oportunidad, nos preguntamos ¿Deberían ser los primeros auxilios universales? ¿Todos y todas debiesen estar preparados ante una eventual situación de salud?

Nos basta con ver lo que ha acontecido últimamente en nuestro país, con la cantidad exacerbada de lesiones por parte de la represión policial para respondernos a nosotros mismos que es sumamente necesario aprender lo básico en cuanto a primeros auxilios.

¿Cuántas situaciones podrían haber sido atendidas inmediatamente, sin la necesidad de colapsar servicios de urgencia solamente con que al menos un integrante de la familia, sepa el manejo básico de primeros auxilios?

Probablemente, y como todos hemos tenido nuestra elección vocacional, no todos estemos preparados para aquello, sin embargo debiésemos, al menos, asegurarnos que, en nuestro entorno más cercano, alguien sepa qué hacer en el momento determinado.

No basta con tener un botiquín o un extintor en casa, necesitamos monitores preparados para asistir e inmediatamente derivar a donde sea necesario.

¿Cuántas vidas podríamos haber salvado si desde etapas precoces instruyéramos a nuestros niños y niñas en temas que los adultos aún no dominamos?

Es por esta razón, que instruir desde etapas tempranas, en educación escolar, media y superior, en juntas de vecinos, en instituciones públicas y empresas privadas, sería una herramienta vital para obtener mejores respuestas y acciones más rápidas frente a cualquier evento que requiera atención médica, asegurando, de esta manera, que todos y todas, en cualquier lugar, sepamos manejar los primeros auxilios de una herida pequeña, como también frente a un paro cardiorrespiratorio.

En definitiva, es muy importante hacer todos los esfuerzos necesarios en los espacios en los que nos desenvolvemos, para solicitar capacitaciones de primeros auxilios, que nos permitan estar preparados ante cualquier accidente, ya que si ya tenemos el manejo de estos conocimientos, seremos capaces de entregarlos a quienes aún no han sido entrenados, por lo que de esta manera, sin la necesidad de gastar recursos extras, nos cercioraríamos de estar en espacios seguros para todos y todas.

Rodrigo Núñez Vicencio
Docente adjunto, Escuela de Enfermería UCSH